Alimentos para bajar barriga

La mejor forma de conseguir un vientre plano es a través de una dieta baja en calorías y mucho ejercicio. Pero si quieres acelerar el proceso, trata de incorporar algunos de estos alimentos en tus comidas. No sólo alivian la retención de líquidos, sino que también ayudan a evitar los antojos, incrementar el metabolismo y a que te sientas más lleno durante más tiempo.

Alimentos para bajar barriga

Almendras

Las almendras no sólo están llenas de vitamina E y proteínas que mejoran la salud de la piel, además su alto contenido de fibra va a evitar que sientas hambre.

Verduras de hoja verde

Si te cuesta mucho aplanar tu barriga, incluye una porción de vegetales de hojas verdes en cada comida. La col, las espinacas y la lechuga romana son muy bajas en calorías, llenas de fibra y ofrecen varias vitaminas esenciales y minerales que ayudan a aliviar la retención de líquidos sin causar la hinchazón y el malestar que algunas otras verduras podrían hacer.

Avena

La avena llena mucho, lo que hace que sea difícil de creer que te pueda ayudar a perder peso. Sin embargo, comer una porción por la mañana para el desayuno como parte de una dieta baja en calorías es una gran manera de proporcionarle a tu cuerpo energía de liberación lenta y natural durante todo el día, además te mantiene con una sensación de satisfacción durante más tiempo y puede incluso reducir el colesterol.

Aceite de oliva

Parece mentira pero es cierto, este tipo de grasa puede ayudarte a perder peso. Las grasas poliinsaturadas como las que se encuentran en el aceite de oliva pueden evitar ataques de hambre, además, este tipo de aceite contiene una sustancia química natural llamada ácido oleico, que ayuda a la descomposición de las grasas excesivas del cuerpo.

Judías

Cada pequeña judía está llena de nutrientes, incluyendo las proteínas y las fibras, sin dejar de ser bajas en calorías y llenas de energía de liberación lenta. Esto significa que al comerlas te sentirás más satisfecho, mientras que el alto contenido de proteínas ayudará a reafirmar tus músculos y mantenerte tonificado.

Menta

La menta es conocida por sus potentes propiedades curativas y digestivas calmantes, así que si estás buscando rebajar el volumen de tu estómago, tiene sentido empezar a incluirla en tu dieta. La forma más sencilla de hacerlo es tomarla en forma de té, tres tazas al día.

Té verde

Se ha descubierto que el té verde ayuda al cuerpo a expulsar el exceso de líquidos, ayudando así a calmar la hinchazón alrededor del estómago causada por dicha retención. Además, se ha descubierto que acelera el metabolismo, ayudando así a quemar el exceso de grasa en el cuerpo.

Algas

El Kelp o las algas son muy apreciados por sus altos niveles de yodo que ayudan a crear las hormonas tiroideas en tu cuerpo. Éstas regulan tu tasa metabólica, es decir, la velocidad a la que tu cuerpo quema grasa. También contienen varios minerales que ayudan a la descomposición de la grasa del vientre y alivian la retención de agua.

Vinagre de manzana

Si estás buscando una solución rápida para la desintoxicación del cuerpo, trata de añadir un par de tapones de vinagre de sidra de manzana en tus comidas. Actúa como un tónico digestivo, ayudando a matar las bacterias dañinas en el intestino, eliminando las toxinas y aliviando la retención de agua alrededor del estómago. Trata de agregarlo a las verduras durante la cocción o como aderezo sobre la ensalada.

Jugo de arándanos

Además de los altos niveles de antioxidantes de la vitamina C, el jugo de arándano tiene fantásticas propiedades diuréticas. Esto significa que estimula al cuerpo a deshacerse del exceso de líquidos a través de la excreción (ir al baño).

Espárragos

Los espárragos a menudo se consideran una verdura de lujo y no sin razón. Cada espárrago está lleno de vitaminas A, complejo B, C y E, además de contener altos niveles de zinc y potasio, que ayudan a la eliminación del exceso de líquidos del cuerpo. Se han utilizado los espárragos durante mucho tiempo para tratar inflamaciones tales como la artritis y el reumatismo.

Tomates

Son deliciosos, llenos de antioxidantes y ayudan a bajar de peso. Los tomates son sin duda uno de nuestros alimentos preferidos que combaten la grasa. Los tomates ayudan a reducir la inflamación y la retención de líquidos en el cuerpo, así como invertir la resistencia a la leptina. La leptina es un tipo de proteína que ayuda a regular el metabolismo y el apetito, por lo que nuestros cuerpos dependen de ella para deshacerse de esos kilos de más.

Ajo

Puede hacer que tu aliento huela un poco, pero cada diente de ajo no está sólo lleno de antioxidantes que luchan contra las toxinas, sino también de un producto químico natural llamado alicina. Cuando son digeridos, la alicina reacciona con la sangre para crear un producto capaz de matar a muchas bacterias y virus dañinos que tu cuerpo puede estar albergando, incluyendo los que hay en el tracto digestivo. Un intestino sano es esencial para lograr un vientre plano, así que trata de añadir un par de dientes crudos a la comida justo antes de servirla para obtener el máximo de provecho.

Chile

La adición de chile a tu comida es una gran manera de aumentar tu metabolismo, lo que te ayudará a quemar grasa más rápido. Una sola guindilla también contiene la oferta de un día completo de beta caroteno (que es ideal para mantener la piel, el cabello y las uñas saludables) y el doble de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, un antioxidante esencial que ayuda a combatir las toxinas y los cuerpos extraños en la sangre.

Plátanos

Contrariamente a lo que algunas personas creen, los plátanos contribuyen a la pérdida de peso. Comer un plátano no es sólo una gran manera de proporcionar a tu cuerpo zinc para la curación de la piel, energía de liberación lenta para alimentar al cerebro y fibra, sino que también puede ayudar a aliviar la retención de líquidos, gracias a los altos niveles de potasio que contienen.

Melón

La mitad de un melón contiene casi el doble de potasio que los plátanos, pero además es aún más bajo en calorías, es una alternativa con altos niveles de antioxidantes que puede ayudar a la eliminación del exceso de líquidos en todo el cuerpo. El melón Cantaloupe también ofrece el doble de la dosis recomendada de vitamina C, lo que contribuirá a reforzar tu sistema inmunológico y mantener la piel en óptimas condiciones.

Alimentos para reducir grasa abdominal

Además de todos los maravillosos alimentos anteriormente expuestos, hay muchos más que también pueden ayudarnos a cumplir nuestro objetivo de reducir grasa abdominal, éstos son los siguientes:

  • Pepino: Son en realidad un miembro de la familia del melón, y por lo tanto tienen propiedades adelgazantes muy similares.
  • Berro: Es un alimento lleno de nutrientes, incluyendo vitamina B1, B2, B6, C y E, así como minerales de manganeso, caroteno y potasio. Esto hace que el berro sea un agente de limpieza de gran alcance, mejora la digestión y nutre la piel, mientras que sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar las toxinas y el exceso de líquidos.
  • Hinojo: Está lleno de vitamina C, potasio y manganeso y ha sido utilizado como un remedio para problemas digestivos. Tiene un gran alto contenido en fibra dietética.
  • Bayas: Pequeñas pero poderosas, están repletas de antioxidantes y de fibra.
  • Canela: Esta dulce especia ayuda a regular los niveles de azúcar elevados en la sangre al estimular la producción de insulina.
  • Hierba de limón: Un ingrediente clave en muchos platos del sudeste asiático, tiene un efecto anti-inflamatorio en el sistema digestivo y además mejora la circulación sanguínea. También se cree que ayuda al cuerpo en el tratamiento de las grasas excesivas.
  • Jengibre: Esta raíz picante ha sido utilizada durante siglos como una ayuda digestiva, ya que posee propiedades antiinflamatorias, anti-náuseas y propiedades antioxidantes. También contiene una enzima llamada zingibaína, que ayuda a digerir las proteínas.
  • Alcachofa: Las alcachofas son ricas en fibra, lo que ayuda a acelerar el proceso digestivo y aliviar la hinchazón en el abdomen, mientras que contiene relativamente pocas calorías.
  • Arroz Integral: Es un carbohidrato complejo rico en proteínas y vitaminas para fortalecer los músculos.
  • Cacahuates: Aunque gozan de una mala reputación en el mundo de la dieta, este estupendo alimento podría hacerte dejar de comer en exceso, además de darte la proteína que necesitas deshacerte de las grasas abdominales. Los cacahuetes son ricos en ácidos grasos omega 3 y fibra, así como en vitamina E.
  • Aguacate: Calma el sistema digestivo y contiene potasio, que ayuda a regular el equilibrio de líquidos, así como magnesio, que previene el estreñimiento.
  • Quinoa: Este cereal contiene proteínas, fibra, vitaminas B y carbohidratos complejos, todo en uno. Comer granos como la quinua te ayudará a aumentar tu metabolismo y quemar grasa del vientre rápidamente.
  • Cuscús: Otro grano nutritivo. Opta por el integral, en lugar del cuscús amarillo, ya que éste ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre a un ritmo constante por la liberación de energía más lentamente.
  • Semillas de Girasol: Contienen un suministro abundante de fibra dietética, lo que podría llenarte durante más tiempo y mantener los antojos dulces alejados, mientras que facilita la digestión, al mismo tiempo.
  • Pistachos: Los pistachos, junto con las almendras, son uno de los mejores frutos secos que puedes picar. Ellos son más bajos en calorías y grasas que la mayoría de los otros frutos secos, sin dejar de ser altos en proteínas, fibra y otras vitaminas y minerales esenciales.
  • Yogur Natural: Los yogures naturales con pro-bióticos vivos pueden ayudar a aliviar la hinchazón y el malestar en el estómago, ya que contienen bacterias vivas que ayudan a la digestión.
  • Caballa: Comer mucho pescado azul es una buena idea si quieres tonificar tu abdomen, ya que es rico en proteínas y bajo en grasas animales "malas" o saturadas. También es una fuente rica de ácidos grasos omega 3 y ácidos grasos omega 6, que son cruciales para la función apropiada del cerebro.
  • Salmón: El salmón, al igual que la caballa, es una buena fuente de proteínas magras, y una rica fuente de ácidos grasos omega 3 y 6.
  • Papaya: Contiene una enzima de origen natural llamada papaína, que ayuda a la digestión de la proteína. También puede ayudar a descomponer los alimentos más rápido, lo que facilita la hinchazón y aplana tu abdomen en poco tiempo.
  • Piña: Al igual que su primo tropical, la piña presume de una enzima digestiva que ayuda a aliviar la hinchazón e incluso aliviar el ardor de estómago.
  • Pimienta negra: Una forma simple de prevenir la hinchazón y el malestar después de comer. Añade un poco de pimienta recién molida a tu comida. Es una ayuda digestiva natural, y ayuda a aliviar la hinchazón al mismo tiempo.
  • Apio: Mientras que es un mito que el apio es el alimento con menos calorías, sigue siendo un tallo perfecto para la desintoxicación que puede reducir la retención de líquidos y ayuda a purgar tu cuerpo de toxinas.
  • Lentejas: Comer un par de porciones de lentejas a la semana podría ayudar a aplanar tu abdomen, porque están repletas de diferentes nutrientes que fortalecen el estómago, incluyendo fibra, hidratos de carbono complejos y proteínas.
  • Pimientos: Los pimientos rojos, al igual que sus primos los chiles calientes, tienen un efecto calmante sobre la digestión. Están llenos de vitamina C y calman los antojos de dulces.
  • Regaliz: Es mejor tomarlo bebido en forma de té. Nos proporciona beneficios anti-inflamatorios y digestivos.
  • Peras: El alto contenido de pectina (azúcares naturales de frutas) contenido dentro de las peras hace que esta fruta jugosa sea un diurético fuerte y bueno en defenderte de la retención de agua no deseada. Tienen un alto contenido en fibra, que favorece a la sensación de plenitud y digestión saludable.
  • Castaño de Indias: Las semillas, hojas, corteza y flores de castaño de Indias se han utilizado durante siglos para tratar numerosas afecciones y enfermedades, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas.
  • Puerros: Contienen un alto nivel en potasio y vitamina C.
  • Milenrama: Podría ser una mala hierba muy común, pero cuando se toma en forma de pastilla o té, es un potente diurético y tiene propiedades anti-inflamatorias, ideal para mantener un sistema digestivo saludable.
  • Diente de león: El té de raíz de diente de león o el té de hierbas que contiene diente de león como ingrediente, es un diurético natural y ayudará a los riñones a eliminar el exceso de líquidos y sodio.
  • Limones: Es un desintoxicante muy conocido, es una gran arma natural contra la retención de agua y podría ayudarte a lograr un vientre más plano.
  • Melocotones: Capaces de restablecer el equilibrio de un malestar estomacal o sensación de hinchazón, tienen tanto propiedades laxantes como diuréticas debido a su naturaleza alcalina.
  • Bayas de enebro: No es de extrañar que se utilice la ginebra como digestivo después de una comida. Las bayas de enebro, que se utilizan para crear esta bebida alcohólica, tienen beneficios estomacales que incluyen efectos diuréticos y desintoxicantes.