Alimentos para insuficiencia renal

Los investigadores están descubriendo cada vez más vínculos entre las enfermedades crónicas, la inflamación y los "súper alimentos" que pueden prevenir o proteger contra la oxidación de ácidos grasos no deseados, una condición que ocurre cuando el oxígeno en tu cuerpo reacciona con las grasas en la sangre y las células. La oxidación es un proceso normal para la producción de energía y muchas reacciones químicas en el cuerpo, pero la oxidación excesiva de grasas y colesterol crea moléculas conocidas como radicales libres que pueden dañar tus proteínas, membranas celulares y genes. Las enfermedades del corazón, cáncer, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson y otras enfermedades crónicas y degenerativas se han relacionado con el daño oxidativo.

Alimentos para insuficiencia renal

Sin embargo, los alimentos que contienen antioxidantes pueden ayudar a neutralizar los radicales libres y proteger el cuerpo. Muchos de los alimentos que protegen contra la oxidación se incluyen en la dieta renal y son excelentes opciones para los pacientes sometidos a diálisis o personas con enfermedad renal crónica (ERC). Comer alimentos saludables, trabajar con un dietista renal y seguir una dieta renal compuesta por alimentos amigables es importante para las personas con enfermedad renal, ya que experimentan más inflamación y tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Aquí están los 15 mejores alimentos con antioxidantes que es posible que desees incluir en tu dieta para tener unos riñones sanos.

1. Pimientos rojos

En 1/2 taza de pimientos rojos hay 1 mg de sodio, 88 mg de potasio y 10 mg de fósforo. Los pimientos rojos son bajos en potasio y ricos en sabor, pero esa no es la única razón por la que son perfectos para la dieta renal. Estas sabrosas verduras también son una excelente fuente de vitamina C y vitamina A, así como de vitamina B6, ácido fólico y fibra. Son buenos para ti, ya que contienen licopeno, un antioxidante que protege contra ciertos tipos de cáncer.

2. Col verde

En 1/2 taza de col verde hay 6 mg de sodio, 60 mg de potasio y 9 mg de fósforo. Esta verdura crucífera está repleta de fitoquímicos, que son compuestos químicos que hay en las frutas o verduras que descomponen los radicales libres antes de que puedan hacer daño. Muchos fitoquímicos también son conocidos por proteger y luchar contra el cáncer, así como para la salud cardiovascular. El sulforafano, un fitoquímico en las verduras crucíferas, puede prevenir o detener el crecimiento de células de cáncer en pulmón, de colon, de mama, de vejiga, de próstata y de ovario. La col tiene un alto contenido de vitamina K, vitamina C y fibra, también es una buena fuente de vitamina B6 y ácido fólico. Es baja en potasio y muy barata.

3. Coliflor

En 1/2 taza de coliflor hervida hay 9 mg de sodio, 88 mg de potasio y 20 mg de fósforo. Otra verdura crucífera, la coliflor es rica en vitamina C y una buena fuente de ácido fólico y fibra. También está llena de indoles, glucosinolatos y tiocianatos, compuestos que ayudan al hígado a neutralizar las sustancias tóxicas que pueden dañar las membranas celulares y el ADN.

4. Ajo

En 1 diente de ajo hay 1 mg de sodio, 12 mg de potasio y 4 mg de fósforo. El ajo ayuda a prevenir la formación de placa en los dientes, disminuye el colesterol y reduce la inflamación.

5. Cebollas

En 1/2 taza de cebollas hay 3 mg de sodio, 116 mg de potasio y 3 mg de fósforo. La cebolla, un miembro de la familia Allium y un aroma básico en muchos platos cocinados, contiene compuestos azufrados que le dan su olor penetrante. Pero además de hacer llorar, las cebollas son también ricas en flavonoides, especialmente la quercetina, un potente antioxidante que trabaja para reducir las enfermedades del corazón y protege contra muchos tipos de cáncer. Las cebollas son bajas en potasio y una buena fuente de cromo, un mineral que ayuda a metabolizar los hidratos de carbono, grasas y proteínas.

6. Manzanas

1 manzana mediana con la piel contiene 0 sodio, 158 mg de potasio y 10 mg de fósforo. Las manzanas reducen el colesterol, previenen el estreñimiento, protegen contra las enfermedades del corazón y reducen el riesgo de cáncer. Su alto contenido en fibra y compuestos anti-inflamatorios, pueden realmente mantenerte alejado del médico.

7. Arándanos rojos

En 1/2 taza de cóctel de jugo de arándanos rojos hay 3 mg de sodio, 22 mg de potasio y 3 mg de fósforo. En 1/4 taza de salsa de arándanos rojos hay 35 mg de sodio, 17 mg de potasio y 6 mg de fósforo. En 1/2 taza de arándanos secos rojos hay 2 mg de sodio, 24 mg de potasio y 5 mg de fósforo.

Estas sabrosas frutas ácidas son conocidas por proteger contra las infecciones de la vejiga evitando que la bacteria se adhiera a la pared de la vejiga. De manera similar, los arándanos también protegen el estómago de las bacterias que causan úlceras, promoviendo así la salud gastrointestinal. Los arándanos también se han demostrado que protegen contra el cáncer y enfermedades del corazón.

8. Arándanos

En 1/2 taza de arándanos frescos hay 4 mg de sodio, 65 mg de potasio y 7 mg de fósforo. Los arándanos son ricos en fitonutrientes antioxidantes llamados antocianinas, que les dan su color azul y están repletos de compuestos naturales que reducen la inflamación. Los arándanos son una buena fuente de vitamina C; manganeso, un compuesto que mantiene los huesos sanos; y fibra, y también pueden ayudar a proteger el cerebro de algunos de los efectos del envejecimiento.

Dieta para la insuficiencia renal

9. Frambuesas

En 1/2 taza de frambuesas hay 0 mg de sodio, 93 mg de potasio y 7 mg de fósforo. Las frambuesas contienen un fitonutriente llamado ácido elágico que ayuda a neutralizar los radicales libres en el cuerpo para prevenir el daño celular. También contienen flavonoides llamados antocianinas, antioxidantes que le dan su color rojo. Son una excelente fuente de manganeso, vitamina C, fibra y folato y vitamina B. Las frambuesas pueden tener propiedades que inhiben el crecimiento de células de cáncer y la formación de tumores.

10. Fresas

En 1/2 taza (5 fresas medianas) de fresas frescas hay 1 mg de sodio, 120 mg de potasio y 13 mg de fósforo. Las fresas son ricas en dos tipos de fenoles: antocianinas y ácido gálico. Las antocianinas son las que les dan su color rojo y son poderosos antioxidantes que ayudan a proteger las estructuras celulares del cuerpo y prevenir el daño oxidativo. Las fresas son una excelente fuente de vitamina C y manganeso y una muy buena fuente de fibra. Son conocidas por proporcionar protección del corazón, así como ser alimentos anti-cáncer y anti-inflamatorios.

11. Cerezas

En 1/2 taza de cerezas frescas y dulces hay 0 mg de sodio, 160 mg de potasio y 15 mg de fósforo. Las cerezas reducen la inflamación cuando se comen diariamente. También están llenas de antioxidantes y fitoquímicos que protegen el corazón.

12. Uvas rojas

En 1/2 taza de uvas rojas hay 1 mg de sodio, 88 mg de potasio y 4 mg de fósforo. Las uvas rojas contienen varios flavonoides que les dan su color rojizo. Los flavonoides ayudan a protegernos contra las enfermedades del corazón mediante la prevención de la oxidación y la reducción de la formación de coágulos de sangre. El resveratrol, un flavonoide que se encuentra en las uvas, también puede estimular la producción de óxido nítrico, que ayuda a relajar las células musculares en los vasos sanguíneos para aumentar el flujo de sangre. Estos flavonoides también proporcionan protección contra el cáncer y previenen la inflamación. Los fitoquímicos en las uvas, el vino y el zumo de uva se han estudiado ampliamente desde el descubrimiento de que los franceses tienen tasas mucho más bajas de enfermedades del corazón a pesar de una dieta alta en grasas saturadas.

13. Claras de huevo

En 2 claras de huevo hay 7 gramos de proteína, 110 mg de sodio, 108 mg de potasio y 10 mg de fósforo. Las claras de huevo son proteínas puras y ofrecen la más alta calidad de proteína con todos los aminoácidos esenciales. En la dieta renal, las claras de huevo proporcionan proteínas con menos fósforo que otras fuentes de proteínas como la yema de huevo o las carnes.

14. Pescado

En 85 gr de salmón salvaje hay 50 mg de sodio, 368 mg de potasio y 274 mg de fósforo. El pescado proporciona proteínas de alta calidad y contiene grasas antiinflamatorias llamadas omega-3. Las grasas saludables en el pescado ayudan a combatir enfermedades tales como enfermedades cardíacas y cánceres. Los omega-3 también ayudan a bajar la densidad de las lipoproteínas o a reducir el colesterol LDL, que es el colesterol malo y elevan las lipoproteínas de alta densidad o colesterol HDL, que es el colesterol bueno.

15. Aceite de oliva

En 1 cucharada de aceite de oliva hay menos de 1 mg de sodio, menos de 1 mg de potasio y 0 mg de fósforo. El aceite de oliva es una gran fuente de ácido oleico, un ácido graso antiinflamatorio. La grasa monoinsaturada del aceite de oliva protege contra la oxidación. El aceite de oliva es rico en polifenoles y compuestos antioxidantes que previenen la inflamación y la oxidación.